Ruta de las Camelias

Por | 18 marzo, 2014 | 0 comentarios

                        

         

 

 

 

El origen de las primeras plantas de Camellia que crecen en Pontevedra es aún una incógnita, principalmente por la falta de documentos escritos que avalen su procedencia y momento de plantación. Existe la hipótesis de que estas plantas podrían haber sido introducidas en el siglo XVI o XVII de la mano de navegantes españoles o portugueses en la península ibérica.

Desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX, se produjo en Europa un entusiasmo por la botánica que se reflejó en la jardinería en general y en la camelia en particular. Este árbol comenzó a conocerse fuera de pazos y fincas nobles y se extendió tímidamente por jardines de las clases burguesas y por algunos públicos.
A partir de la década de los 50 y ya en la de los 60 es cuando la camelia comienza a extenderse por Galicia de manera general, dejando de ser considerada una flor exótica, generalizándose su cultivo en todas las fincas familiares y plantándose en parques, jardines y calles de pueblos y ciudades.

Es entonces cuando comienzan a tener lugar las primeras exposiciones de camelia. Así, en el año 1965 se celebra el I Concurso Exposición Internacional de la Camelia, certamen que desde aquel momento y de forma continuada ha rotado cada año entre las tres ciudades más importantes de la provincia, Pontevedra, Vigo y Vilagarcía de Arousa. En el año 2014 esta exposición conmemora sus 50 años de historia coincidiendo con el Congreso Internacional de la Camelia de Pontevedra.

 

               

 

En los últimos anos en las Rías Baixas, tanto las instituciones como los ciudadanos, han ido tomando consciencia de la relevancia que tiene la camelia en nuestras vidas, por lo que se implicaron en la puesta en valor de esta planta.
Así, la importancia que la camelia tiene en las Rías Baixas se ha visto ampliada a nuevos horizontes. Destaca la potenciación de su vertiente turística con la creación de la ruta de la camelia, que incluye visitas a varios jardines históricos con camelias y otras variedades de especies centenarias de nuestra provincia; su vertiente productiva y comercializadora ya que esta región posee varios viveros especializados en el género que se encuentran entre los más importantes de Europa; la investigadora, a través de la labor de la Estación Fitopatolóxica de Areeiro con actividades relacionadas con el cultivo, protección vegetal, identificación y conservación de especies de camelia, el estudio de otros de sus usos, como la producción de té o de aceite y la ampliación y conservación de la colección de estas plantas. Además, se ha creado una importante corriente de artistas que se han inspirado en la camelia para la elaboración de sus obras.

 

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*